Núm III, Monterrey, Nuevo León. México JULIO - SEPTIEMBRE 2013

Fuente de inspiración

Dr. Jürgen Mahlknecht, profesor investigador del Tec de Monterrey y director general del CDA.

Por: El Norte - Staff

En noviembre del 2008, con capital semilla de la Fundación Femsa y el Banco Interamericano de Desarrollo y con talento humano del Tec de Monterrey, nace el Centro del Agua para América Latina y el Caribe (CDA).

Desde entonces, la misión del Centro ha sido -a través de la investigación, el desarrollo tecnológico, la formación del capital humano y el diseño de soluciones integrales- contribuir al manejo sostenible del agua en las regiones que le dan nombre.

En la coyuntura de su quinto aniversario, el CDA proyecta incluir entre sus intereses institucionales el objetivo de ser referencia para una administración más inteligente de los recursos hídricos de estas zonas geográficas.

Jürgen Mahlknecht, profesor investigador del Tec de Monterrey y director general del CDA desde su fundación, explica la forma en que hoy el centro contribuye a esta mejor gestión.

"Nosotros participamos en diferentes proyectos donde apoyamos con información científica, técnica, validada, a los que tienen que tomar decisiones.

"Estamos desarrollando información desde diferentes ángulos, desde el ángulo ambiental, económico y social".

En el CDA, apoyados por 20 profesionistas, 10 profesores ofrecen su instrucción y experiencia a alrededor de 25 estudiantes de postgrado y otros 25 de licenciaturas de diferentes instituciones educativas.

La gestión integrada de recursos hídricos, tarea que el Centro proyecta promover como nuevo lineamiento rector, es una de las cuatro áreas en las que este equipo reparte sus labores de investigación.

Por ejemplo, cuando en alguna ciudad escasea el agua y hay varias formas de solucionar el problema, explica Mahlknecht, la gestión integrada de los recursos hídricos, por medio de modelos hidrológicos y otras herramientas científicas, debe permitir llegar a un consenso de cuál es la mejor.

Las otras tres áreas de estudio del Centro son: el saneamiento y reuso del agua, los bioprocesos ambientales y las políticas públicas en materia hídrica.

Cada año, desde que se creó, los integrantes del Centro han sido premiados por las innovaciones que son resultado de estas actividades de investigación.

En el 2009, el Tec de Monterrey galardonó a Miguel Ángel López Zavala por su trabajo en un proceso de biodegradación, que actualmente se implementa en sanitarios desarrollados para no necesitar agua en absoluto.

"El premio Rómulo Garza fue a un profesor de nosotros que ha desarrollado un sistema sanitario para zonas rurales: se llaman 'biosanitarios', un sanitario que no requiere agua, porque a veces en las zonas rurales o en semiurbanas no tienes acceso al agua o no estás conectado a la red.

"Es un proceso natural, térmico, ¿y de dónde viene la energía?, (pues) él lo conectó con un panel solar".

Más allá de México

El CDA hace difusión de sus proyectos en eventos internacionales que reúnen a instituciones académicas, organismos políticos y empresas del sector hídrico, como la Semana Mundial del Agua celebrada cada año en Estocolmo, donde el Centro representa al enfoque de la región de América Latina.

Además, está encomendado a la capacitación de los ejecutivos gerentes y directores que encabezan las diferentes comisiones encargadas de los servicios de agua y drenaje de los países que son su objetivo.

"Uno de los logros interesantes es que hemos capacitado ya arriba de mil 100 personas en los cinco años, en nuestros talleres, en cursos, en diplomados, en la maestría, en el doctorado, y eso pues obviamente permea en el sector.

"La idea es que el conocimiento se transmita y que las experiencias que se tengan se puedan aplicar en campo".

Este año, los esfuerzos del Centro en el ámbito de la capacitación y difusión de su experiencia llegaron a Costa Rica, donde impartió un diplomado en eficiencia energética del agua que aprovecharon 100 directores del sector hídrico de ese país.

Para República Dominicana, incluso elaboró un plan integral de calidad del agua que incluye recomendaciones sobre todos los eslabones de la cadena de suministro del líquido.

"El Gobierno (de República Dominicana) está muy interesado en que la gente reciba de la llave agua de calidad, pero la calidad de agua no empieza dentro de la casa, sino mucho antes.

"Tienes que ir a donde nace el agua, porque desde ahí ya puede haber un empeoramiento de la calidad".

Estos lineamientos que el Centro comparte en sus diplomados y cursos de capacitación son complementados teóricamente con el Manual para el desarrollo de planes de seguridad del agua, elaborado por la Organización Mundial de la Salud.

Mahlknecht destaca que el beneficio de difundir y multiplicar estas guías de análisis y tratamiento del recurso líquido se ve reflejado directamente en la salud de la población.

Sin embargo, el trabajo pendiente es mucho, advierte Mahlknecht, y son muy pocos los que trabajan.

"Necesitaríamos 10 centros en el País para poder atender todo".

Y es en estas circunstancias que el CDA decide ahora afianzarse en su papel de analista y consultor técnico de la materia hídrica en Latinoamérica y el Caribe.

"Ahorita estamos cumpliendo cinco años y es un parteaguas, porque terminamos la primera etapa y entramos a una segunda etapa donde tenemos que redefinir nuestra misión, sigue siendo la misma, pero más concentrada a la toma de decisiones.

"Porque el problema es que no se toman buenas decisiones".