Núm VII, Monterrey, Nuevo León. México AGOSTO - OCTUBRE 2014

Núm VII, Monterrey, Nuevo León. México AGOSTO - OCTUBRE 2014

Reactivarán agricultura en región mixteca

Por: Gabriela Faz | Panorama




Por tener un alto grado de marginalidad y presentar importantes problemas sociales debido al abandono de la agricultura, los municipios de Izúcar de Matamoros y Ahuatlán del estado de Puebla fueron elegidos por investigadores del Tecnológico de Monterrey para realizar el “Proyecto Agrícola de Aprovechamiento de la Pitaya”, enfocado en generar soluciones reales y adecuadas para la problemática social que presentan.

El grupo de investigadores se encuentra integrado por el doctor Carlos Brambila, líder del Legado Base de la Pirámide, la doctora Patricia Reyna, la doctora Cristina Chuck, el doctor Miguel Ángel Tinoco, el doctor Jorge Welti y el doctor Roberto Parra Saldivar, quienes han estado trabajando de manera transversal para desarrollar este proyecto integral, que va desde la identificación de los problemas sociales tanto de los habitantes del municipio que viven ahí, como de los que ya están asentados en Estados Unidos y envían dinero a sus familias, hasta el análisis de las propiedades de una fruta originaria de la región, y las posibilidades para cultivarla, procesarla y comercializarla.

“Llegamos un grupo multidisciplinario y empezamos a aterrizar cada quien en su área técnica de desarrollo. En mi caso específico, me puse a investigar todo lo relacionado con el agua, a buscar las fuentes de contaminación y proponer soluciones para aminorarlas”, mencionó el doctor Parra, quien también pertenece al Centro del Agua para América Latina y el Caribe (CDA), y al grupo de investigación especializado en bioprocesos ambientales.

Por su parte la doctora Patricia Reyna, que se especializa en el área de desarrollo de cadenas productivas y modelos de integración o intervención para generar desarrollo, trabajó en una investigación de campo donde encontró que en la zona había una emigración enorme de mexicanos que dejaban su tierra por las dificultades y pérdidas que presenta la actividad agrícola.

El doctor Parra también explicó que la doctora Reyna se dio a la tarea de encontrar a los migrantes en el extranjero, y descubrir el hilo conductor para el desarrollo de este proyecto.

“Ellos querían tener la posibilidad de consumir un producto en particular: La pitaya, fruta nativa de esta región semiárida, que proviene de un cactus. Eso fue lo que detonó la posibilidad de desarrollar un mercado basado en la nostalgia en Estados Unidos, y una actividad económica en México, para hacer autosustentable a estas regiones, de ahí nace el Proyecto Agrícola de Aprovechamiento de la Pitaya”, dijo.

Planta con gran potencial


A pesar de ser una planta nativa del país, y que cuenta con características muy benéficas para la salud, como sus propiedades nutracéuticas que pueden prevenir enfermedades crónicodegenerativas, y que cuenta con antioxidantes importantes a nivel biológico; su versatilidad también permite extraer pigmentos que pueden explotarse en diversas y variadas aplicaciones.

“Esta fruta tiene un gran potencial, y por ser autóctona, tenemos las condiciones óptimas para producirla, sin embargo estaba olvidada, hasta el momento no existe un banco de germoplasma de pitaya, por lo que existe una gran área de oportunidad que ya estamos desarrollando”, mencionó el doctor Parra.
“Cuando comience la etapa de siembra de la pitaya, se verá un crecimiento exponencial en la región en todos los sentidos: crecimiento económico, desarrollo social enfocado en el empoderamiento de la mujer, al ser ellas las que trabajen la tierra, las procesadoras y obviamente desarrollo técnico en la región”, puntualizó.


      

90
MIL HECTÁREAS
APROX. SON EN
LAS QUE SE LLEVARÁ
A CABO EL PROYECTO
AGRÍCOLA DE 
APROVECHAMIENTO
DE LA PITAYA