Núm IX, Monterrey, Nuevo León. México ENERO-ABRIL 2015

Realizarán proyecto de investigación con financiamiento europeo 
           

El Tecnológico de Monterrey a través del Centro del Agua para América Latina y el Caribe fue seleccionado junto con otras instituciones para coliderar un proyecto con financiamiento de la Comisión Europea en el marco de la convocatoria “Waterclima-LAC”


Por: Humberto Covarrubias | Comunicación CDA


La Comisión Europea a través del fondo EuropeAid otorgó 3.8 millones de Euros (aproximadamente 63 millones de Pesos Mexicanos) a instituciones europeas y latinoamericanas para realizar proyectos pilotos en México, Haití, Argentina, Honduras, Guatemala y El Salvador.

La Escuela de Ingeniería y Ciencias (EIC) del Tecnológico de Monterrey, a través del Centro del Agua para América Latina y el Caribe, es uno de los colíderes de este proyecto, por lo que del presupuesto mencionado ejercerá 600,000 Euros (poco más de 10 millones de pesos). Además de atender el problema de la afectación de la intrusión salina y de plantear acciones para una mejor gestión del agua, este proyecto fortalecerá la investigación que realiza el grupo de enfoque de “Ciencia y Tecnología del Agua”.

Con base en la iniciativa de la Comisión Europea para el Manejo de Cuencas y Zonas Costeras en el Contexto del Cambio Climático en América Latina y el Caribe (WaterClima-LAC), se integró un equipo de trabajo entre instituciones europeas, latinoamericanas y caribeñas para presentar el proyecto “Gestión de Zonas Costeras”. 

El Dr. Jürgen Mahlknecht, responsable del proyecto por parte del Tecnológico de Monterrey, comentó que el marco de colaboración contempla la contribución a la lucha contra la pobreza y las desigualdades sociales en la región, mejorando la gobernanza medioambiental y la gestión de las áreas costeras de tal manera que contribuyan a un crecimiento económico eficiente, inclusivo y sostenible.


La Importancia de las Zonas Costeras

Las zonas costeras son relevantes para el impulso económico. Muchas ciudades en América Latina se han construido en estas áreas (Buenos Aires, São Paulo, entre otras). Debido a los beneficios económicos, los asentamientos humanos se concentran a menudo en las zonas costeras más que en áreas continentales. De acuerdo con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), alrededor del 60% de la población mundial vive a menos de 60 kilómetros de la costa. Estas proporciones se incrementarán un 75% dentro de las próximas dos décadas. 

Uno de los principales recursos de las zonas costeras es el agua subterránea, que desempeña un papel muy importante como la principal fuente de agua dulce para las poblaciones humanas, los sectores industriales y agrícolas, así como para los ecosistemas locales. 

La salinización por intrusión de agua marina ha afectado a un número importante de países y regiones. De acuerdo a cifras de la CONAGUA, en 2013, en México, quince acuíferos costeros identificados han sido afectados por la intrusión de agua de mar, la mayoría de ellos situados en la parte noroeste (Península de Baja California y el estado de Sonora), donde las condiciones de bajas tasas de lluvia y la alta radiación solar predominan.


Estudio Piloto La Paz, B.C.S.

Uno de las áreas piloto es La Paz, Baja California Sur. La Paz, una ciudad de unos 255,000 habitantes y capital del estado de Baja California Sur, es conocida por su eco-turismo y el relativamente alta calidad de vida; por lo mismo, de acuerdo con datos de la CONAPO, su población ha aumentado un 2.4% anual durante los últimos años, lo que es superior a la media de crecimiento de la población del país.

Como consecuencia del crecimiento demográfico y el bienestar, los volúmenes de extracción de agua subterránea para el abastecimiento del vital líquido se han incrementado de manera similar. Estudios recientes de la CONAGUA muestran que las extracciones anuales (32 millones de m3) está superando la recarga anual a largo plazo (28 millones de m3), lo que provocó un déficit de abastecimiento de agua. 

El Dr. Arturo Hernández, coordinador técnico del proyecto por parte del Tecnológico de Monterrey, comentó que se busca contribuir con la mejora de la gestión de la zona costera aumentando la resiliencia a las consecuencias del cambio climático, utilizando modelos y planes para la gestión integral del agua. “En ese sentido se trabajará específicamente con universidades, centros de investigación, plataformas locales debidamente organizadas (comités, asociaciones, comisiones, y otros), contribuyendo a la sostenibilidad hídrica a través de investigación y educación ambiental, para disminuir el riesgo probable ante inundaciones en poblaciones de áreas rurales como urbanas ante eventos extremos como ciclones y huracanes” explicó el investigador. “Además se busca fortalecer las capacidades de las organizaciones locales e instituciones públicas y privadas que participan en este esfuerzo” mencionó el doctor.

El proyecto está pactado a tres años siendo 2015-2018 el período en que se realizarán las siguientes acciones:
• Desarrollo de modelos matemáticos del agua subterránea
• Desarrollo de modelos del cambio climático
• Propuestas de “negocios verdes”
• Desarrollo de una propuesta de mejora en la eficiencia operativa y financiera de los servicios de agua y      
  drenaje