El Centro del Agua para América Latina y el Caribe surge en Noviembre del 2008, como una iniciativa conjunta del Tecnológico de Monterrey, Fundación FEMSA y el Banco Interamericano de Desarrollo, enfocada en la creación del centro de investigación aplicada en temas del uso sustentable del agua en América Latina y el Caribe.

 

Misión
Contribuir a la sostenibilidad del recurso hídrico en América Latina y el Caribe, a través de investigación, innovación, transferencia de conocimiento, capacitación y soporte a la toma de decisiones en los sectores público y privado, para mejorar la calidad de vida de la sociedad. 


 

Visión 2021
Ser referente internacional en la generación y difusión de conocimiento científico, tecnológico y de apoyo a la gestión del recurso hídrico en América Latina y el Caribe.











Objetivos

Desarrollar el potencial mediante programas de capacitación formal y no formal que respondan a las necesidades de América Latina y el Caribe en materia de agua.

Establecer proyectos de investigación y consultoría en temas relacionados con el uso y manejo del agua en América Latina y el Caribe.

Facilitar la integración y difusión de información relativa al agua.


Justificación

La distribución natural del agua en el mundo no es homogénea; no sólo entre sus distintos continentes, sino entre regiones de un mismo país. Algunos de ellos deben lidiar con problemas de escasez, inundación y alta incertidumbre respecto a la disponibilidad de sus recursos hídricos por fenómenos como El Niño, La Niña o el propio Cambio Climático. Además, por diversas razones técnicas, políticas, económicas y sociales, los países pueden llegar a tener problemas para gestionar y usar sosteniblemente sus recursos hídricos.

Los países de América Latina y el Caribe han avanzado en un proceso de descentralización, lo cual ha implicado una transferencia de responsabilidades relacionadas con la gestión y uso de los recursos hídricos a los gobiernos sub-nacionales, diluyendo en múltiples y heterogéneos actores la responsabilidad sectorial. En muchos casos la asignación de responsabilidades no se ha acompañado del correspondiente desarrollo de capacidades y no se ha logrado la fortaleza institucional local capaz de resolver los retos del sector.

El reconocimiento de los retos relacionados con el manejo y uso de los recursos hídricos ha llevado a la creación de institutos o centros dedicados a tareas de investigación, difusión y capacitación para coadyuvar a mejorar la calidad de vida del ser humano de una manera socioeconómica y ambientalmente sostenible. Así, se identificó la necesidad de crear un centro con impacto regional, de fácil acceso y con amplio conocimiento de la problemática particular de los países de la región, que ofrezca formación, investigación, manejo de información y alianzas estratégicas para el uso sostenible y conservación del agua.

Es de esta manera como, ante la compleja problemática de la gestión y el uso sostenible del agua, surge el Centro del Agua para América Latina y el Caribe.